Qué es la Imagen personal

La imagen es el resultado de un complejo proceso a través del que se juzgan los valores de una persona y de ello depende, en gran medida, su reputación. En un mundo altamente competitivo, el prestigio puede condicionar el éxito profesional; si bien una buena imagen no puede remplazar las aptitudes y la capacitación, es posible elaborar una estrategia de la propia imagen si conocemos los códigos que la definen.

En primer término, la imagen personal constituye información para el entorno. Emitimos todo tipo de mensajes que impactan en quien los recibe de manera significativa. Algunos contienen son sencillos de decodificar como, el color del cabello, la estatura o una edad aproximada. Pero junto con esas señales primarias de la identidad, se proyectan a través del comportamiento los componentes de la personalidad del individuo. Antes de hablar, consciente o inconscientemente, una persona ya ha dicho mucho sobre sí misma a través de su apariencia. El interlocutor descifra esa información y también responde con su actitud; un mínimo gesto, una sonrisa o una postura distendida darán cuenta de la primera impresión que ha recibido. Y es que existe una forma de comunicación cargada de señales netamente visibles y sensoriales que el otro interpreta según su propia impresión. Ese lenguaje silencioso que se manifiesta mediante el aspecto físico y los gestos, está íntimamente ligado a las características del individuo, a su historia y a la influencia del medio al que pertenece.

También la apariencia, las posturas, la manera de  presentarse y los modales se convierten en una voz elocuente que, sin palabras, transmite información sobre la persona antes de que haya una  comunicación verbal y ambas modalidades se refuerzan mutuamente. Pero… cuidado! Porque todo aquello que acompaña las palabras delata el verdadero sentimiento del individuo, su pensamiento, sus deseos, miedos y frustraciones y con esos elementos -que también son parte del discurso humano- el otro irá elaborando un concepto de nuestra persona. Somos humanos y vulnerables la conducta suele ser nuestro talón de Aquiles en la vida de relación y uno de los signos más negativos en la proyección de nuestra imagen. Solo la coherencia entre las palabras, los gestos, las posturas y los movimientos puede reflejar la autenticidad de lo que expresamos.


 




Volver Volver | Subir Subir | Imprimir [Imprimir] |

C o m u n i c a r  I m a g e n