Relaciones Públicas y Ceremonial


A pesar de que "Relaciones Públicas" es una disciplina reconocida en todo el mundo y que en nuestro medio hace ya años que muchas universidades e institutos de enseñanza  incorporaron la carrera para satisfacer la demanda de especialistas, todavía es necesario aclarar de qué se trata esta actividad. Más aun cuando su nombre se asocia a personajes que por trabajar en las salas VIP de algún local nocturno o por atender algún aspecto promocional del comercio se adjudican el título de "Relacionistas Públicos" o se presentan como "RR.PP." aunque nunca hayan obtenido el título académico.  Este uso abusivo e indiscriminado del nombre ha provocado un descrédito de las Relaciones Públicas, al punto de que algunas empresas han cambiado la denominación y por algunos eufemismos tales como Comunicaciones institucionales, Comunicación e Imagen o alguna otra forma que permite soslayar el verdadero nombre de la actividad. Y es que la falta de reconocimiento oficial de la profesión con la correspondiente legislación que regule las acciones permite que el nombre pueda ser usado sin ningún control perjudicando a los verdaderos profesionales de esta especialidad. Mientras esta situación no se resuelva es responsabilidad de aquellos que ostentan legítimamente el título, utilizar todos los medios posibles para defender las Relaciones Públicas y difundir la verdadera función que cumplen dentro de una organización.

Cualquiera sea el ámbito de trabajo, en instituciones públicas o privadas, en empresas comerciales o en entidades sin fines de lucro, Relaciones Públicas es la actividad destinada a crear y afianzar vínculos favorables entre los públicos y la organización; sus acciones están orientadas a establecer y mantener líneas de comunicación, comprensión y cooperación mutua que fortalezcan el buen nombre de la institución. Se dice que las Relaciones Públicas son “la diplomacia de los negocios”; en efecto, desarrollan una función –planificada y sistemática- orientada a generar entendimiento entre la empresa y sus públicos y de esta forma proyectar la mejor Imagen de la organización.

Esa Imagen institucional es el reflejo del prestigio de la entidad. Es el concepto global que define la actitud de los públicos hacia una institución; es la idea que se han formado de una organización como resultado de los múltiples mensajes que de ella reciben. Pero no solamente cuentan las comunicaciones convencionales, orales o escritas; existe una importante cantidad de señales que se emiten a través de diversas manifestaciones visibles: el consumo del producto o del servicio, el contacto con los empleados, la visión del logotipo, las técnicas de promoción, la presencia en los medios y la repercusión de sus eventos.

Desde esta perspectiva, es evidente que el comportamiento de la empresa y todas las acciones que la vinculan con sus públicos -a través de los mensajes verbales y no verbales- son formas de comunicación que van bosquejando su reputación. En este sentido, un aspecto que contribuye a la formación de Imagen es la conducta empresarial en la dinámica protocolar; la correcta organización de los eventos y el tratamiento de las personalidades que se convocan con motivo de aniversarios,  inauguraciones, presentaciones o de cualquier otro suceso propio de la vida institucional, convierten estas reuniones en expresiones externas de alto impacto y de gran repercusión en los públicos que requieren un esmerado diligenciamiento protocolar. De esta forma, la práctica del Ceremonial es una estrategia de comunicación de las Relaciones Públicas, responsable de planificar y ejecutar una política de comunicaciones con programas que contemplen el amplio espectro de posibilidades que tiene la institución para relacionarse y, de esta forma, poder controlar la coherencia de todos los mensajes que se emiten sincrónicamente por diferentes vías.




Volver Volver | Subir Subir | Imprimir [Imprimir] | Enviar por email [Enviar por email]